Casa de madera moderna con tecnología inteligente

Casa de madera moderna con tecnología inteligente

Donde la comodidad y la tradición se encuentran: mediante la integración inteligente en red, esta casa de madera se ha convertido en un cómodo hogar inteligente

La pintura oscura desde el suelo hasta el tejado adorna la arquitectura tradicional de esta casa de madera en el distrito de Oberberg. La casa unifamiliar no solo es excepcional por su revestimiento exterior, sino sobre todo por la tecnología inteligente para edificios. Detrás de la sobria fachada, se integran numerosos componentes para alcanzar el índice 55 del estándar de viviendas eficientes de KfW. Existen distintos estándares para clasificar las casas eficientes según KfW, especificados por su índice. El índice 55 indica el consumo de energía porcentual en comparación con una vivienda de construcción nueva equiparable. Cuanto más bajo sea el índice, menor será el consumo de energía de su inmueble y mayor la subvención que obtendrá del banco KfW.  

De forma completamente consciente, la propietaria Alexandra Schmitz se decidió por una casa de madera con fachada negra. Los postes de 24 centímetros de espesor soportan la construcción, cuya estructura se mantiene bien visible gracias al barnizado oscuro. De esta forma, la casa de madera se integra a la perfección en la arquitectura típica del paisaje del distrito de Oberberg, que se caracteriza por oscuras casas de pizarra con marcos de ventanas blancos.

Mientras que la fachada norte, en su gran parte cerrada, solo dispone de ventanas estrechas, las superficies de cristal grandes, que dan al al patio interior, reinan en el ala sur y proporcionan una luz clara y amable.

La superficie útil de la vivienda de 116 metros cuadrados en total está también organizada de forma meditada. En la planta baja todas las áreas convergen en un espacio grande y abierto, a excepción del baño, la oficina y la sala técnica. 

b2c_5_3_1_Referenz_Holzhaus_Radevormwald_Bild_03
Las paredes lijadas de color blanco mate, contrastan con el cálido mobiliario de madera y con un suelo de tablones de roble europeo.

Interconexión en red sencilla e inteligente: sistema KNX para lograr seguridad, comodidad de uso y una alta eficiencia energética 

La inteligencia en esta “peculiar casa de madera” funciona de forma completamente invisible en un segundo plano. Un sistema KNX de Gira vincula los componentes de la tecnología para edificios y recopila la información mediante el Gira HomeServer. Mediante el potente ordenador de a bordo, los residentes pueden controlar toda la instalación eléctrica con la aplicación para smartphone o tablet y, de esta forma, tener visibles todas las funciones y valores de consumo y energía, incluso de forma remota. Además, se puede acceder a funciones automáticas y escenarios individuales de cada estancia mediante los sensores táctiles de Gira. El sistema, por ejemplo, apaga todas las luces pulsando un botón, apaga las radios Gira y desconecta de la red las bases de enchufe definidas con dispositivos en standby. Además, la luz de estado del pulsador indica si todavía hay en la casa alguna ventana o puerta abiertas. 

Dentro de la vivienda, los usuarios pueden ver en la central de mando multifunción Gira G1 qué ventana está abierta para cerrarla. De forma igualmente intuitiva, puede controlar otras funciones de la tecnología en red con solo pulsarlas en la amplia pantalla multitouch y, por ejemplo, programar relojes temporizadores o escenarios, adaptar la iluminación, las persianas y la temperatura ambiente, abrir la puerta de la casa o acceder a las previsiones meteorológicas. 

Calidad sostenible, tecnología de climatización inteligente y energías renovables para conseguir un hogar energéticamente inteligente 

Las tres celdas térmicas solares en el techo, que apenas se ven, generan calor para un acumulador de agua que suministra tanto el agua corriente como la calefacción del suelo. Para los días especialmente fríos, la propietaria ha instalado un pequeño termo de gas. Un termostato en red detecta si se ha alcanzado la temperatura máxima definida, en cuyo caso un segundo intercambiador de calor aprovechará la energía solar para calentar la piscina exterior. Existen otras numerosas funciones inteligentes y automatizadas en este hogar moderno que ayudan al aprovechar todos los recursos de forma rentable. Así, la casa de madera tradicional cumple todas las exigencias de comodidad y uso, seguridad y eficiencia energética. 

Fotos: Ulrich Beuttenmüller para Gira 

  • Vivienda eficiente con índice 55 de KfW con una superficie útil de 116 metros cuadrados 

  • Un sistema solar térmico en el tejado genera energía térmica. 

  • El sistema Gira KNX agrupa todas las funciones automáticas para lograr la máxima eficiencia energética y comodidad de mando. 

  • Todas las funciones se pueden controlar a través de los sensores táctiles Gira o de la central de mando Gira G1 mediante la aplicación Gira HomeServer. 

¿Le fascina tanto este casa de madera como a nosotros?

Aquí puede encontrar más referencias para su hogar: