Detector de movimiento KNX Standard

Detectores de movimiento KNX: la nueva generación de interruptores automáticos Gira

Los detectores de movimiento Gira KNX proporcionan comodidad y seguridad en todo el edificio. Los detectores de movimiento KNK sirven para controlar diferentes funciones según las necesidades y dependiendo de los movimientos de las personas. De este modo, la iluminación, la calefacción, la ventilación, el aire acondicionado, las persianas o incluso los escenarios se pueden activar con facilidad y comodidad al acceder a una habitación, a un pasillo o a una escalera. Si no se detecta más movimiento, pueden volver a desconectarse automáticamente sin necesidad de intervención manual. Además de ser cómodo, esto le permite ahorrar energía y dinero.

La nueva generación de interruptores automáticos Gira detecta el movimiento de forma segura y sin errores mediante dos sensores PIR integrados y es apta para zonas de montaje normales (1,10 m) y elevadas (2,20 m).

  • Largo alcance con un ángulo de detección de 180°
  • Detección de movimiento sin errores
  • Sensor de luminosidad y tres valores límite de luminosidad
  • Configurable para detectar movimientos o para monitorizar espacios
  • Ajuste de la sensibilidad
  • El manejo in situ permite encender o apagar la iluminación permanentemente.
  • Función inteligente de luz de limpieza
  • Se puede utilizar como dispositivo individual, principal o auxiliar
  • Función de prueba de movimiento
  • Se puede combinar con otros detectores de presencia Gira KNX (Mini)
  • Cambio sencillo entre configuración de día/noche o semana/fin de semana
  • Optimización del ahorro de energía mediante retardo de temporización adaptativo

Funciones

El detector de movimiento Gira KNX ofrece numerosas funciones que hacen el día a día más cómodo y ahorran energía:

Concepto inteligente de accionamiento in situ
y función de luz de limpieza

El manejo in situ mediante función de tecla en el detector de movimiento permite encender o apagar eficaz y permanentemente una iluminación, así como desactivar la detección automática de movimiento. El estado operativo actual
se indica mediante los correspondientes LED. Si, mediante la tecla de manejo in situ, se activa en el dispositivo de la planta superior el modo operativo continuo, todos los detectores de movimiento KNX cambian al modo operativo correspondiente y lo indican mediante la iluminación
del LED de estado. Una vez en la planta baja,
mediante el manejo in situ del detector de movimiento KNX
instalado allí, se puede volver a activar el modo automático de toda la instalación.

Cambio sencillo entre modo diurno y nocturno

La nueva generación de detectores de movimiento Gira permite cambiar muy fácilmente entre diferentes configuraciones, por ejemplo, el modo diurno y nocturno o el modo de semana y fin de semana. Hay cinco bloques de funciones configurables para los tres modos operativos: detector
de movimiento, detector de movimiento con luminosidad de desconexión y detector. Todos los bloques de funciones
actúan de manera independiente. El bloque de funciones activo se puede cambiar automáticamente en el sistema KNX o manualmente, por ejemplo con el sensor táctil 3 Gira.

Ahorro de energía con el retardo de temporización adaptativo

El detector de movimiento Gira KNX ofrece la posibilidad de analizar de manera continua el comportamiento del usuario para así optimizar autónomamente el retardo de temporización (retardo de emisión). Cuanto más largo sea el intervalo registrado de presencia de personas en la habitación,
más largo será el retardo de temporización. Si por el contrario solo se entra a una habitación de vez en cuando, los detectores de movimiento Gira KNX acortan el
retardo de temporización. Así se ahorra energía y se protege la lámpara, ya que se evitan conexiones y desconexiones innecesarias.

Función de presencia breve para salas de conferencias

La función de presencia breve es
un complemento al retardo de temporización adaptativo y está pensada especialmente para controlar
la luz y la climatización en salas de conferencias o seminarios. Si el detector de movimiento Gira KNX detecta solamente movimientos breves, selecciona el retardo de temporización mínimo
independientemente del valor adaptativo autoaprendido. De este modo, la luz, la calefacción/refrigeración
o la ventilación no permanecen encendidas un tiempo
innecesariamente largo si, durante una pausa larga del evento, solo entran personas en la sala
temporalmente, por ejemplo el personal de limpieza o el servicio de catering.

Modos operativos

El nuevo detector de movimiento KNX permite seleccionar tres modos operativos diferentes:

Detector

En este caso, se produce una detección de movimiento automática si no se alcanza el umbral de luminosidad previamente ajustado.
En la aplicación como detector de movimiento, el dispositivo se utiliza normalmente para controlar de manera automática una iluminación con el movimiento de una persona. En este
modo operativo, la iluminación permanece encendida
hasta que finaliza la detección de movimiento (incl. retardo de temporización).

Detector de movimiento con luminosidad de desconexión

Este modo operativo es una ampliación
del modo operativo "detector de movimiento" y permite evaluar la luminosidad de modo continuo. Con él, una iluminación conectada
también se puede desconectar mientras se detecta el movimiento
de una persona si la luminosidad ambiental supera un cierto nivel. Así se ahorra aún más energía.

Detectores

En la aplicación como detector, el dispositivo siempre funciona independientemente de la luminosidad ambiental. Los telegramas de aviso indican si hay o no personas en el área monitorizada. En ellos se puede indicar la cantidad de impulsos de movimiento dentro de un periodo de monitorización, lo que permite ajustar la evaluación del movimiento a las exigencias
individuales. Un movimiento solamente se comunica cuando el dispositivo detecta la cantidad de impulsos de movimiento ajustada.
Esta aplicación resulta conveniente cuando el dispositivo debe funcionar como detector para sistemas de alarma KNX.

Sensores digitales para lograr la mejor detección

El nuevo detector de movimiento Gira KNX destaca principalmente por una detección de movimiento segura y sin errores. Para lograrla, todos los dispositivos disponen de dos sensores PIR digitales con un
área de detección total de 180° compuesta por 2 sectores
de aprox. 90° cada uno. La sensibilidad de la detección de movimiento de cada sensor PIR se puede
parametrizar por separado. Además, cada detector de movimiento KNX tiene un sensor de luminosidad que determina la luminosidad ambiental y se puede utilizar para otras funciones KNX.

Altura de montaje

El detector de movimiento KNX con módulo de superficie Standard está disponible en una versión para montar a altura normal (1,10 m) y en una versión especial para montar en zonas altas (altura de montaje = 2,20 m). De esto modo, Gira ofrece la solución óptima para cada espacio.

Datos técnicos

Altura de montaje: hasta 1,10 m

Área de detección hacia delante: aprox. 10 m

Alcance en cada lado: aprox. 5 m

Altura de montaje: hasta 2,20 m

Área de detección hacia delante: aprox. 12 m

Alcance en cada lado: aprox. 6 m

Ángulo de detección:

180°

Sensor de luminosidad:

Rango de medición: aprox. entre 1 y 1000 lx

Temperatura ambiente (hasta 1,10 m):

entre -5 °C y +45 °C

Temperatura ambiente (hasta 2,20 m):

entre -25 °C y +55 °C

Resultados de entrega en función de la gama específica del país

Detec. de mov. KNX

TOP

Gira utiliza cookies para los sitios web del dominio gira.com. Al utilizar nuestro sitio web está usted aceptando la utilización de cookies. En nuestra declaración de protección de datos encontrará más información referente a las cookies empleadas por nosotros o por terceros y la forma de desactivarlas.

OK