Ahorro de energía

En Alemania hay en total unas 150 000 escuelas, jardines de infancia, guarderías y polideportivos. La mitad de ellos necesita urgentemente un saneamiento en cuestión de consumo de energía. Esto no siempre significa que sea necesario un saneamiento completo del edificio. También con unos costes relativamente reducidos puede lograrse mucho. Con el ejemplo de seis productos de la domótica, Gira muestra cómo es posible reducir costes energéticos de forma sencilla.

Calentar las habitaciones de acuerdo con las necesidades

Ahorrará energía porque automáticamente solo calentará las habitaciones cuando se usen. Los reguladores de temperatura ambiente Gira con reloj temporizador integrado envían, dentro del sistema de bus inalámbrico o del sistema KNX, señales a un actuador que, a su vez, acciona la válvula de la calefacción. De este modo puede encenderse la calefacción de forma automática en aulas y salas comunes media hora antes del inicio de las clases y no hace falta que esté encendida toda la noche para que por la mañana la temperatura sea agradable. El reequipamiento inalámbrico es fácil de llevar a cabo, sin suciedad ni ruido.

Mantener las habitaciones frescas en verano y cálidas en invierno

Pulsando una tecla se ajusta de un modo muy sencillo la hora a la que se deben mover las persianas, también el fin de semana cuando no hay nadie. Si se desea, el astroprograma integrado tiene en cuenta las diferentes horas de salida y puesta del sol a lo largo del año. De este modo, las habitaciones permanecen frescas y agradables en verano y no es necesario climatizarlas. En invierno, las persianas sirven de aislamiento térmico adicional y mantienen el calor en el edificio.

Para interiores: iluminación adaptada a la luz diurna y a la presencia

Los detectores de presencia son detectores de movimiento que controlan las luces de espacios interiores dependiendo de la incidencia de luz diurna y de la presencia de personas. Se montan bajo el techo y controlan la superficie situada debajo de ellos. Así se reduce el consumo de corriente en aulas, pasillos o cafeterías que normalmente están iluminados de forma permanente.

Iluminación adaptada a las necesidades en habitaciones con poco uso

La luz solo es necesaria cuando se utiliza la habitación. Si cada vez hay que accionar el interruptor, a menudo se queda encendida. El interruptor automático se encarga de realizar este trabajo por sí solo. Enciende la luz cuando alguien accede a la habitación o la escalera, y la apaga cuando deja de detectarse movimiento. El interruptor también detecta la luminosidad ambiental, de forma que no se encienden las luces cuando aquella es suficiente.

Resultados de entrega en función de la gama específica del país

Gira para jardines de infancia, escuelas y universidades

TOP

Gira utiliza cookies para los sitios web del dominio gira.com. Al utilizar nuestro sitio web está usted aceptando la utilización de cookies. En nuestra declaración de protección de datos encontrará más información referente a las cookies empleadas por nosotros o por terceros y la forma de desactivarlas.

OK